viernes, noviembre 03, 2006

Días de ayer y de hoy

Una noche más en Dublín sin tener nada que hacer ganas de hacer nada. Navengado entre los blogs que normalmente leo me ha dado por releer alguno de ellos, en especial el de un amigo. Muchos recuerdos me han venido a la mente...

Me acuerdo el primer día que llegué a la Universidad, como un auténtico novato perdido en aquél hall circular lleno de clases y de gente hablando sobre el verano, las vacaciones... y cómo no, sobre la selectividad. Por aquel entonces sólo conocía a 2 amigos que se unieron a mí en la misión de ser una persona con un prometedor futuro (ignorante de mí!) y convertirme en Ingeniero (cómo sonaba esa palabra) en los próximos 4 años. Ese verano supongo que fue especial para mí: el último sin tener que estudiar (razón tenía Rubo cuando me lo decía), había pasado todo el mes de julio en Galway "estudiando inglés" y me lo había pasado genial, y seguro que muchas más cosas que ahora mismo no recuerdo. En fin, comenzaba una nueva etapa en mi vida y tal vez la más importante: la universidad! Mirando hacia atrás me veo en la última fila sentado, atendiendo a las explicaciones y tomando apuntes como loco.

Los días pasaban y fui conociendo gente: primero fueron Miguel y Abraham y luego nos unimos los 3 al grupo de Guillermo y demás. A partir de ese momento fue cuando empecé a disfrutar en las clases. Nosotros no molestábamos a nadie; o al menos eso creíamos. Nos llegaron a llamar el núcleo duro. Pero no hacíamos nada malo: simplemente íbamos y hablábamos entre nosotros; pero eso sí, nos poníamos en las últimas filas para no molestar que el profesor no nos viese. Los lunes llegando tarde a Algebra (siempre, aunque parezca mentira), los jueves universitarios, las fiestas patronales, las sidras, los rapeos con la talboreta, los botellones en casa de javuto, en mi casa, en la calle (incluso un día en uno de los edificios de al lado se suicidó una señora mayor... y nosotros sin enterarnos), los viernes de ski en San Isidro. Muchas cosas pasaron esos años que ni por asomo me imaginaba. Unos te subían la moral, otros te la bajaban... hubo de todo, pero si tengo que hacer una valoración, ésta debería ser positiva.

Poco a poco se iban consumiendo los meses hasta llegar el verano; uno y otro. Ahora me paro a pensar y no sé qué diablos hacía todas las mañana, porque ir a clase... la verdad que bastante poco. Supongo que estarían compartidas entre los pinchos del Coffee y los paseos por la facultad y campus. Así fueron pasando los años, sin tener muy claro lo que iba a hacer cuando terminara. Supongo que no me lo planteba simplemente por no precuparme ni empezar a pensar si me podría quedar en León, o me tendría que ir... Si me dijeran hace 3 años que ahora mismo iba a estar en Dublín buscando trabajo y con intención de quedarme por un largo tiempo no me lo habría creído.

Y de esta manera me planté en cuarto. No me podía creer que tantos años se me hubiesen pasado tan rápidamente. Fue la misma sensación que tuve cuando estaba terminando COU (sí, soy de la última generación de privilegiados, desde mi punto de vista, que pudieron estudiar BUP y COU) y me acordaba de los primeros días de clase de 1º de BUP. Imagino que en esos momento el paso de EGB a BUP fue parecido al de COU a la Universidad.

Y ahora aquí estoy. Un año después sigo en Dublín (un año!, parece mentira), con mis 23 pero cerca de los 24, a punto de graduarme y de encontrar curro; o al menos eso espero. No voy a contar nada sobre cuando llegué ni mi estancia porque es ahí donde comenzó a tener vida este blog. A partir de ahora, el acontecimiento más cercano de momento será el próximo jueves: una entrevista en IBM para trabajar en el Dublin Software Laboratory. La siguiente será mi graduación, el 25 de noviembre en la catedral de St. Patrick, que compartiré con mis padres y mi hermana, ya que se vienen a pasar el fin de semana. Tendré que ir preparando un planning para esos días.

Etiquetas: , , , ,

4 Comments:

Anonymous phestar said...

"No molestábamos a nadie", dice el cachondo xD A mí me han contado que era insoportable estar a nuestro lado. ¡Pero qué gracioso que era!

03 noviembre, 2006 09:04  
Anonymous javuto said...

¡Buah! ¡Qué tiempos aquellos! Esos días de salir míticos, esas expresiones "vamos al coronas que nos dan garrafón y así se sube más...", esos bailes en la oh!, las alusiones de panizo al núcleo duro en clase casi ni se oían por nuestras risas, qué bien que lo pasábamos!
Y las noches de estudio, que casualmente lo que menos hacíamos era estudiar!

03 noviembre, 2006 12:23  
Anonymous Joe said...

Hola Guillermo!
Bueno, a ver si tienes suerte con esa entrevista en IBM.
Dublín te cambia la vida. Yo estuve unos cuantos meses hace ya seis años y siempre recuerdo que el día que me iba pensé que la persona dejaba la isla no era la misma que había llegado.
Ahora he vuelto sólo para un par de meses, enviado por la empresa.
A ver si un día quedamos y echamos una pinta por el centro.
¿Por cierto, donde sueles ir a beber?

Saludos.

Pablo.

03 noviembre, 2006 19:17  
Anonymous GaToRiN said...

Pff, que tiempos en los que yo no iba a clase e iba a tu casa a las 8 de la mañana a jugar a la play mientras tu dormias... que tiempos en los que yo iba a la uni a verte y me tajaba contigo y tus "amigos" que con el tiempo acabaron siendo mios tambien...

La verdad es que yo tambien te considero afortunado de haber estudiado COU. Pero sinceramente mucho mas de haber escho BUP, por que bachiller no está mal, te exigen, pero la E.S.O.
En fin, simplemente deseo que todo te vaya de puta madre por Dublin, que como bien me prometiste te me vengas a Villasimpliz con un gran coche, y un gran puesto de trabajo por los Leones, y pudiendo hacer esas cosas que tanto nos gustan, de quedar todos en Villasimpliz, y hacer esas míticas parrilladas que tan bien lo pasamos.

Eso si, si de aquella trabajamos todos... puede ser un riesgo considerable para nuestra salud.

Un saludo de tu gran amigo. GaToR.

04 noviembre, 2006 18:46  

Publicar un comentario

<< Home